¿Cuándo debo cambiar mi colchón?

¿Cuándo debo cambiar mi colchón?

El descanso es uno de los pilares fundamentales de la salud de cualquier persona. Tanto es así, que un tercio de nuestra vida nos la pasamos sobre la cama. Y aunque muchos de nosotros coincidimos en lo importante de un buen descanso, la mayoría no somos conscientes de que gran parte de la calidad del sueño depende de una pieza clave de nuestro dormitorio: el colchón.

Dormir en un colchón inadecuado puede tener más consecuencias negativas de las que pensamos. Cansancio, fatiga, cambios de humor, dolores musculares… son solo algunos de los problemas que puede acarrear dormir sobre un equipo de descanso deteriorado. Pero, ¿cómo saber que ha llegado el momento de jubilar nuestro colchón?

Por regla general cualquier colchón ha de ser renovado entre los 8 o 10 años de vida, ya que esta superficie de descanso se deteriora y pierde calidad de forma natural con el paso del tiempo. Sin embargo, puede ser necesario realizar el cambio mucho antes si se dan otro tipo de factores.

Si un colchón ya era de baja calidad en el momento de su compra, su desgaste natural será mucho más rápido y habrá que cambiarlo antes. Los defectos de fabricación son otro de los posibles escenarios que nos podemos encontrar; en este caso debemos ponernos en contacto con el fabricante o suministrador del producto siempre que este se encuentre todavía en garantía. También puede ocurrir que no se haya acertado en la elección del colchón en el momento de su compra y que, como consecuencia, este genere molestias en las personas que lo que lo utilicen, o que las circunstancias del usuario de la cama cambien (peso, edad, etc.) y que el colchón que en un principio resultaba ideal ya no lo sea tanto.

En todas estas situaciones es necesario que nos despidamos de nuestro viejo colchón y que procedamos a la compra de uno nuevo. En Merkamueble disponemos de una amplia gama de colchones y otros elementos de descanso, como almohadas, somieres o bases de cama, y ofrecemos asesoramiento para ayudarte a encontrar los productos que más se adapten a tus necesidades.

Así que recuerda, no estires más de lo debido la vida de tu equipo de descanso: dile adiós a tu antiguo colchón y da la bienvenida a un descanso de calidad.

All comments

Leave a Reply