¡Hora de ordenar el trastero!

¡Hora de ordenar el trastero!

Durante el año, debido a la rutina del trabajo y a la falta de tiempo, suele ser habitual que pospongamos tareas domésticas que resultan ser tan necesarias como aburridas. Una de ellas es la organización del trastero, ese espacio que por mucho que nos esforcemos en mantener ordenado siempre parece acabar convertido en un desastre por arte de magia. Aun así ¡no desesperes!, las vacaciones pueden ser el momento perfecto para eliminar las tareas pendientes de la lista y poner orden en este caótico espacio.

1. Deshazte de lo que no necesites

Sabemos que es difícil, pero ha llegado el momento de tirar a la basura todas esas cosas que nunca más vamos a necesitar. Eliminar definitivamente los eternos por si acaso nos hará ganar mucho espacio de almacenaje en nuestro trastero.

Una vez tengas claro qué objetos que quieres conservar, clasifícalos por frecuencia de uso y estacionalidad. Utiliza los lugares más alejados o de difícil acceso para almacenar aquellas cosas que no uses muy a menudo y reserva los espacios más prácticos y accesibles para los elementos de uso habitual. No olvides agrupar por temporada los artículos de uso estacional, como la ropa, para que te sea más fácil localizarlos.

2. Los básicos del orden en el trastero

Si quieres tener tu trastero bien organizado lo primero es invertir en una buena estantería. Las de rejilla son ideales para encontrar fácilmente las cosas que guardes en ellas, sobre todo aquellas que se encuentren en las baldas superiores. Si tu trastero tiene techos más altos también puedes apostar por los armarios; sus puertas harán que tus cosas queden fuera de la vista, proporcionando una mayor sensación de orden.

Una vez elijas la estructura base que más te conviene, es el momento de colocarlo todo en cajas. Las transparentes son perfectas para localizar todas las cosas de forma rápida, aunque si lo prefieres puedes utilizar cajas convencionales y usar etiquetas para identificar lo que contienen.

3. Aprovecha al máximo el espacio

En muchas ocasiones nuestro trastero presenta lugares difíciles que no sabemos cómo aprovechar. Conviértelos en una zona de almacenamiento extra instalando ganchos, barras de altura regulable, baldas extraíbles… De esta manera podrás aprovechar los espacios detrás de las puertas, las esquinas más extrañas y los huecos debajo de techos inclinados.

También debemos ser conscientes de que nuestras necesidades de almacenamiento van a cambiar con el paso del tiempo, por lo que lo mejor es hacer de nuestro trastero un espacio flexible. ¿Cómo lograrlo? Pues con sistemas de rieles, estanterías modulares, colgadores de quita y pon… No te olvides de usar cajas apilables o con ruedas si estas están sobre el suelo, ya que te permitirán transformar el espacio siempre que lo necesites.

4. Un lugar para cada cosa

Muchas veces no reparamos en las características de las cosas que almacenamos en el trastero, algo fundamental para poder conservarlas correctamente. Un ejemplo es la ropa, que debe ser guardada en armarios, cajas o fundas de tela, nunca en cajas de plástico. Para las herramientas de bricolaje lo mejor es apostar por los paneles magnéticos, las cajas de ordenación específicas para este tipo de elementos o los organizadores de cajones, que también resultan ideales para guardar materiales de costura o de manualidades. Por último, si tus cosas son especialmente pesadas y/o voluminosas, elige estanterías metálicas, ya que son más resistentes, y ánclalas siempre a la pared.

Como ves, mantener el trastero ordenado no es tan difícil si sigues nuestros trucos. No olvides que en Merkamueble Vigo puedes encontrar todo tipo de muebles y soluciones de almacenamiento perfectas para que trastero deje de ser un caos y se convierta en un lugar práctico y organizado.

All comments

Leave a Reply