Calidez y esencia natural: descubre el color terracota

Calidez y esencia natural: descubre el color terracota

El color terracota se ha hecho con un puesto en entre las tendencias deco actuales. Este tono cálido y de gran personalidad es ahora mismo el favorito de muchos diseñadores e interioristas y también está teniendo mucha presencia en el mundo de la moda o el de los eventos. A priori puede parecer un tono contundente y, por tanto, difícil de introducir en la decoración de nuestro hogar. ¡Pero nada más lejos de la realidad! Si tú también quieres animarte a usarlo, solo tienes que seguir leyendo.

Definiendo al terracota

Normalmente, cuando hablamos de terracota no nos referimos a un único color bien definido, sino a una amplia gama de tonalidades que abarca desde los marrones hasta los rojizos. El terracota es un color de origen natural y por eso no es uniforme y presenta muchos matices.

El terracota también es un tono muy asociado al mediterráneo, donde se puede encontrar muy fácilmente en las paredes exteriores de las casas más típicas. Es un tono que siempre va asociado a la tierra y a lo natural, ya tiene su origen en la arcilla, y se lo considera como un color cálido y con carácter. Es por eso que a primera vista puede parecer un poco difícil introducirlo en el interior de una vivienda, pero también es capaz de levantar él solo cualquier ambiente si sabes cómo aplicarlo.

Combina el terracota como un profesional

Una de las preguntas que nos pueden venir a la cabeza a la hora de decidirse a decorar con terracota es ¿con qué colores combino un tono tan potente como este? Pues bien, que sepas que hay más combinaciones de las que te esperas.

La combinación más evidente es con tonos neutros. Los blancos y los grises son sin duda los más sencillos de combinar, pero no por ello el resultado queda más aburrido. De hecho, cuanto más puros sean los neutros y más oscuros los terracota más contraste obtendrás. Si prefieres algo más suave entonces tienes otra fantástica opción de combinación con neutros en los cremas y beiges, ya que casan con la misma escala cromática del terracota. Si buscas algo más sobrio y sofisticado también puedes unirlo con el negro, eso sí, mejor en pequeñas dosis para no sobrecargar demasiado.

Otra forma de combinar el terracota es buscando tonos igual de cálidos que este. Los amarillos, los naranjas, los tonos madera y, por supuesto, otros matices de terracota (ya sean más oscuros o más claros) quedan ideales y resaltan esa esencia natural tan vinculada a la tierra que tiene este color. En esta misma línea también puedes optar por los rosas suaves o pastel, que darán un aire más sereno. Si por el contrario lo que buscas es un buen contraste, los azules y verdes le irán de maravilla, ya que son colores fríos opuestos al terracota que lo rebajan y refrescan el ambiente.

Estilos en clave terracota

Aunque este color suele vincularse con el estilo mediterráneo, el terracota tiene vida más allá de las viviendas tradicionales de los lugares que baña este mar. Es cierto que el rústico es uno de los estilos donde el terracota brilla más, pero existen muchas otras opciones deco con las que este tono casa perfectamente.

Para empezar, en todos aquellos estilos vinculados con la naturaleza, que es otra de las grandes tendencias de esta temporada. El terracota hace una combinación ideal con las fibras naturales como la madera, el mimbre, el yute... por lo que estilos como el wabi sabi o el africano quedarán estupendos junto a este tono. Si eres más minimalista o te va el estilo nórdico, el terracota puede ser el encargado de dar ese impulso de energía sin hacer que el conjunto de la decoración pierda su elegancia.

Seas más arriesgado o más discreto, te animes a pintar todas tus paredes o a incluirlo en pequeños detalles como textiles, ahora ya sabes que el terracota se adapta a todo tipo de decoraciones y personalidades. ¡Anímate a probarlo esta temporada!

All comments

Leave a Reply