La cama ideal para habitaciones infantiles y juveniles

La cama ideal para habitaciones infantiles y juveniles

Amueblar el dormitorio de los más pequeños de la casa no siempre es tarea fácil. Aunque la habitación debe ser un espacio polivalente donde jugar, estudiar y dormir, la cama sigue articulándose como la pieza fundamental de estos espacios y por eso debe cumplir una serie de requisitos más allá del de garantizar un buen descanso. Hoy te enseñamos los distintos tipos de cama infantil y juvenil que puedes incorporar a tu hogar y en qué casos es mejor decantarte por una u otra.

Cama individual

El clásico entre los clásicos: la cama individual es la opción de toda la vida para el dormitorio de nuestros hijos, aunque su demanda ha ido bajando con los años debido a la aparición de soluciones más innovadoras que aprovechan mejor el espacio. Si te gustan las habitaciones con los muebles independientes y donde la cama tenga protagonismo, esta es la opción ideal. Puedes optar por el tradicional somier con patas o incorporar un canapé para aumentar el almacenamiento.

Elígela si… la habitación es amplia o quieres facilitar la tarea de hacer la cama.

Evítala si… el espacio del dormitorio es reducido.

Cama nido y compactos

Versátil y funcional, la cama nido es una de las opciones más populares en los dormitorios juveniles. Su principal característica es que alberga una cama extra debajo de la principal, que queda oculta cuando no se usa. Por este motivo la cama principal suele situarse a más altura que una convencional. Cuando además de cama secundaria incluye módulos de almacenamiento a la estructura se la denomina compacto. También es muy habitual que las camas nido o los compactos formen parte de dormitorios modulares junto con escritorio, estanterías o armario, lo que las hace perfectas para espacios reducidos.

Elígela si… necesitas una cama extra de forma ocasional y quieres aprovechar el espacio de la habitación al máximo.

Evítala si… tu niño es muy pequeño (le puede costar subirse) o no quieres complicaciones para hacer la cama.

Litera

Si no tienes más de un cuarto pero sí más de un niño, entonces seguramente has pensado en comprar literas. Aunque las camas nido pueden ser una opción en habitaciones compartidas, tener que sacar y recoger continuamente la cama extra puede ser un gran inconveniente, algo que no ocurre con una litera. Este tipo de cama destaca por su aprovechamiento del espacio en altura, por lo que no desperdiciarás ni un solo centímetro de la habitación. Además de la estructura clásica de una cama encima de la otra, existen composiciones como las camas tren o soluciones en L que suelen integrar en la misma estructura mucho espacio de almacenaje.

Elígela si… tus hijos tienen que compartir habitación y no tienes mucho espacio en el cuarto.

Evítala si… tus niños son muy pequeños (la altura puede resultar peligrosa) o el techo del cuarto no es lo suficientemente alto.

Cama abatible

Si el dormitorio destinado al niño o adolescente es muy pequeño, la mejor opción es instalar una cama abatible. Lejos quedaron las estructuras complicadas e inseguras de antaño; ahora las camas abatibles tienen mecanismos de apertura mucho más prácticos y son más decorativas. Al cerrarlas quedarán integradas en el mueble por lo que tus hijos tendrán disponible todo el espacio de la habitación para realizar otras actividades. Además, si la habitación es compartida también existe la opción de litera abatible.

Elígela si… quieres optimizar al máximo el espacio del cuarto.

Evítala si… la tarea de abrir y cerrar constantemente la cama va a resultar dificultosa para ti o tus hijos.

All comments

Leave a Reply